Scroll to top
> ESP
> ENG
Please assign a menu to the primary menu location

La importancia de un acelerómetro (bien calibrado) para el mantenimiento preventivo


La importancia de un acelerómetro (bien calibrado) para el mantenimiento preventivo

Por Héctor Lozano

 

Un acelerómetro es un sensor que mide las aceleraciones (cambios de movimiento) o vibraciones que presenta una estructura. Aunque no estemos completamente familiarizados con el término, se trata de un dispositivo de gran importancia para la industria, ya que permite realizar dos actividades fundamentales: 

1) Validar el comportamiento y la resistencia de un producto. Un ejemplo de este cometido podrían ser las pruebas de vibración a las que se someten los volantes de los vehículos, cuya excesiva vibración podría ser nociva. 

2) Pero una de sus funciones primordiales y de vital importancia para las empresas es el mantenimiento preventivo de los equipos. Este caso podríamos ilustrarlo con el ejemplo de una bomba que trabaja 24/7 sin parar de vibrar, lo que aumenta el riesgo de fallas o daños, y su correspondiente mantenimiento correctivo. Pues bien, dichos daños se pueden evitar con un sensor de vibración que nos permita prevenirlos antes de que ocurran. Esto es a lo que se le llama mantenimiento preventivo y permite a las empresas de ahorrarse miles de pesos. 

 

¿En qué consiste el mantenimiento predictivo?

 

Los estudios de equipos y maquinaria por vibraciones son muy habituales dentro de los planes de mantenimiento predictivo de una empresa, donde se determina de manera predictiva si existe o puede existir un problema en un futuro, además de buscar su causa. 

Para ello, se usan acelerómetros, sensores que generan señales eléctricas proporcionales a la aceleración del componente que vibra y que está conectado el acelerómetro. Este acelerómetro transmite las vibraciones a un analizador que procesa la información. 

En realidad, esta tecnología es de gran utilidad para cualquier tipo de máquina o componente que esté sujeto a vibraciones, pero se recomienda sobre todo para algunos equipos, tales como:

  • Maquinaria o componentes de cuya operación dependa la empresa.
  • Equipos muy caros o cuyas reparaciones supongan un costo muy elevado o sean muy lentas y complicadas.
  • Máquinas o componentes que sufren daños a menudo o aquellas que puedan suponer un peligro para las personas o el medio ambiente.

En todos estos casos observamos que el costo por una posible falla podría resultar mucho más elevado que dar mantenimiento periódico a un equipo. 

 

Elegir un buen sensor

 

Obviamente, es importante elegir un buen sensor de vibración. En Grupo CTT, solo trabajamos con marcas de confianza y, así, hemos encontrado un gran aliado en la marca estadounidense PCB.  Esta compañía tiene más de medio siglo de experiencia en la producción de acelerómetros, micrófonos e instrumentación en general para todo el mercado automotriz, aeroespacial y de mantenimiento preventivo. 

Tienen tanta calidad que trabajan con la NASA, con el gobierno de Estados Unidos e incluso con la milicia americana. Su enfoque es la calidad y el Total Customer Satisfaction (TCS). Por otro lado, presenta unos porcentajes de fallas mínimos que muy pocos competidores han logrado. 

 

La calibración es clave

 

Pero contar con un acelerómetro no es garantía de éxito en nuestro mantenimiento predictivo o preventivo si este no cumple una premisa básica: estar bien calibrado. Para empezar, es la única herramienta que tenemos para asegurarnos de la veracidad y fiabilidad de las lecturas que está arrojando el sensor. 

Un sensor de vibración debe estar calibrado por un laboratorio acreditado. Es más, para muchas empresas esto es un requisito, no solo para confiar en sus propios equipos, sino para cumplir con las normas de calidad. De hecho, los laboratorios también pueden (y deben) cumplir con determinadas normas. Por ejemplo, el laboratorio de Grupo CTT está certificado en el ISO 17025, que abarca las calibraciones y el mismo uso de los sensores en las empresas y está respaldado por algunas de las marcas más potentes, como la mencionada PCB, aunque desde él se pueden calibrar equipos de marcas muy diversas.

 

Lee también: Cómo elegir el laboratorio de calibración adecuado 

Related posts

Déjenos un comentario